viernes, 26 de junio de 2020

KOI-456.04: ¿el primer exoplaneta súper-habitable?

KOI-456.04: ¿el primer exoplaneta súper-habitable?
Algunos científicos consideran que la Tierra no es el planeta que mejores condiciones para la vida tiene. Teorizan sobre la existencia de exoplanetas capaces de atesorar mejores posibilidades que nuestro mundo, como si fueran un verdadero paraíso. ¿Puede ser este el caso de KOI-456.04, convirtiéndose en el primer exoplaneta súper-habitable descubierto por nuestra astronomía en todo el universo? Vamos a descubrirlo, pero todo apunta a que no es así, y explicamos el porqué.

KOI-456.04: ¿por qué podría ser un exoplaneta habitable o súper-habitable?

Aunque no es un planeta extrasolar confirmado al 100%, por lo poco que se sabe de este mundo, está claro que podría albergar condiciones para la vida muy similares a las que tiene la Tierra. ¿Podríamos estar ante un gemelo? Tal vez.

Algunos astrónomos estiman que podría haber exoplanetas y supertierras que fueran todavía más habitables que nuestro mundo. Es decir, que albergaran unas condiciones de luz, temperatura y clima espectaculares, casi como un paraíso. ¿Es el caso de KOI-456.04? No, éste más bien se parecería en un elevado porcentaje a nuestra Tierra, aunque se ubica en el sistema planetario Kepler 160, en la Constelación de la Lyra, a 3000 millones de años luz de aquí, por lo que será difícil investigarlo más y mejor y absolutamente imposible llegar en los próximos siglos si la tecnología no cambia de forma radical (¿se podría viajar a través de agujeros de gusano? Es una teoría muy interesante pero poco realista hoy por hoy), y de momento no van los tiros por ahí.

Cómo es el planeta extrasolar KOI-456.04

Entonces, ¿cómo es este exoplaneta que se podría considerar como un gemelo factible del globo terráqueo? Para empezar, orbita la estrella Kepler 160, muy similar al Sol en luz y radio, a una distancia parecida a la que lo hace la Tierra. De hecho, recibe el 93% de la luz que recibimos en nuestro mundo.

Aunque el planeta extrasolar KOI-456.04 tiene un año que duraría 378 días, es decir, el tiempo que tarda en completar una vuelta a su estrella es muy similar a lo que aquí dura el año, tiene una diferencia fundamental. Su tamaño es muy inferior, como la mitad que el de nuestro mundo, por lo que, en este sentido, es más parecido a Marte.

Sin duda, el exoplaneta recibe la cantidad de radiación correcta y está a una distancia excelente de su estrella amarilla parecida a nuestro sol. Ahora bien, ¿un planeta pequeño tiene la fuerza de gravedad suficiente para retener una atmósfera suficientemente poderosa como para evitar el peligro de los rayos estelares? Si observamos a Marte y su fina atmósfera, veremos que no es así, o que podría no ser así, o no al menos durante mucho tiempo.

Sea como fuere, de momento disponemos el estudio publicado en la revista científica Astronomía y Astrofísica y la espera a que este exoplaneta sea confirmado en próximos años, cosa que parece posible incluso con visión directa gracias al telescopio espacial James Webb, aunque para eso hay que esperar a 2026 y este planeta extrasolar está bastante alejado de la Tierra. Aun así, que nadie nos quite la ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario