viernes, 21 de febrero de 2020

GJ 3512b: el exoplaneta imposible


GJ 3512b: el exoplaneta imposible
Los nuevos descubrimientos de exoplanetas están cambiando la forma en que vemos la formación planetaria. De hecho, algunos mundos y exomundos descubiertos han logrado que se replanteen las bases de cuanto se tenía por válido hasta ahora. Así ha sucedido con GJ 3512b.

Juan Carlos Morales es uno de los astrónomos que han descubierto este exoplaneta exótico que todavía está pendiente de confirmación y que jamás debería haber existido si nos basamos en los modelos conocidos.

GJ 3512b, el gigantesco exoplaneta imposible

Vamos a conocer un poco mejor este misterioso exoplaneta que, como hemos dicho, y según los cálculos y teorías actuales, no podría existir, aunque todavía no esté confirmada dicha existencia.
El equipo de 180 astrónomos que lidera el español Morales ha encontrado este sistema planetario capaz de romper moldes a solo 31 años luz de la Tierra, en la constelación de la Osa Mayor. Allí sobrevive este exoplaneta gigante orbitando una estrella enana roja bastante pequeña.
En este caso, y dado que según vimos en la publicación de la revista Science, este planeta no se adaptaba a las teorías tradicionales de formación planetaria, de confirmarse que un exoplaneta gigante orbita una pequeña estrella enana roja tipo M, muy fría y de minúsculo tamaño, estaríamos asistiendo a un descubrimiento sobresaliente y revolucionario.
El descubrimiento ha sido posible gracias al proyecto CARMENES, que se dedica a buscar planetas en el entorno del Sistema Solar y que la localizado ya muchos mundos exteriores entre los 300 astros que estudia desde su situación en el Observatorio de Calar Alto, en la provincia de Almería.
En lo que respecta a la estrella GJ 3512, descubrieron extrañas tendencias que la obligaban a variar su velocidad radial en unos 150 metros por segundo. Algo que solo se puede explicar por la existencia de un planeta de gran masa, parecido a Júpiter, a muy poca distancia.
En definitiva, el nuevo planeta extrasolar descubierto orbita alrededor de una estrella enana roja con un 12% de la masa del Sol, que ofrece una temperatura de unos 173 grados Celsius a este mundo que, a su vez, está a una distancia de unos 58 millones de kilómetros, más o menos similar a la que hay entre Mercurio y nuestro Sol, y que se considera que puede ser un gigante gaseoso tipo Júpiter, aunque no ha sido visto todavía. Demasiado grande para una estrella tan pequeña, tanto, que podría revolucionar los modelos teóricos actuales, ya que  alrededor de estos astros suele haber planetas pequeños y rocosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario