lunes, 5 de noviembre de 2018

WASP 121b, el exoplaneta del infierno


WASP 121b, el exoplaneta del infierno
Aprovechando que ha pasado Halloween (nosotros somos así, siempre viajando a ‘toro pasado’), nos gustaría invitar a nuestros lectores a un viaje al verdadero infierno, y eso nos lleva a una visita muy especial a WASP 121b, uno de los exoplanetas más extremos que conocemos.

Si miramos en el Sistema Solar, encontramos que Venus es un lugar único, ya que, pese a estar en la zona habitable, posee una extensa atmósfera de 100 kilómetros de ancho que le confiere casi 500ºC de temperatura superficial, terribles tormentas eléctricas y una atmósfera y presión terribles con gotas de ácido sulfúrico junto con un efecto invernadero desbocado.

¿Venus te parece terrible? Pues WASP 121b es peor

¿Te han parecido terribles las condiciones de lo que antaño pudo ser un vergel parecido a la Tierra? Pues si Venus es infernal, WASP 121b es mucho peor. Este exoplaneta a 270 años luz de la Tierra es el hogar del mismo Lucifer, ya que, comparado con nuestro vecino, el mundo venusiano es un paraíso.
WASP 121b alcanza temperaturas de hasta 2400ºC. Has oído bien, es una verdadera bola de fuego que genera un calor capaz de competir con las estrellas más frías del universo.
Este planeta extrasolar es una especie de Júpiter, es decir, un gigante gaseoso, pero con unas condiciones muy particulares, ya que, hasta el momento, es el primero encontrado que poseería estratosfera propia, o sea, la capa por encima de la atmósfera.
Pero hay más secretos en el exoplaneta WASP 121b. Y es que, con esas temperaturas, cualquier gas que entre en su atmósfera es inmediatamente derretido, hervido, vaporizado y evaporado.
Así pues, se cree que las capas superiores deben estar a una temperatura muy superior a las inferiores, de ahí que se interprete que tenga estratosfera, pues es la única explicación posible para su calor extremo.
Ahora, toca explorar más este planeta extrasolar extremo. Un aspirante a estrella que se quedó a medio camino, como Júpiter, pero que ha alcanzado temperaturas temibles y muy locas si se confirma este hallazgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario