miércoles, 12 de septiembre de 2018

TRAPPIST 1b, un misterioso exoplaneta a 40 años luz de la Tierra


TRAPPIST 1b, un misterioso exoplaneta a 40 años luz de la Tierra
Casi cada noche, cuando miramos hacia el cielo de la Tierra, observamos la Luna. ¿Te imaginas que en lugar de un satélite pudieras observar seis planetas casi del mismo tamaño que nuestro satélite? Algo parecido podría suceder si estuviéramos en la superficie de TRAPPIST 1b, el exoplaneta que hoy ocupa este espacio.

TRAPPIST 1 es una de las estrellas más interesantes que hemos encontrado en nuestra galaxia hoy en día. Este pequeño astro es poco más grande que Júpiter, por tanto, tremendamente frío si lo comparamos con el Sol. Sin embargo, ha conseguido recopilar alrededor hasta siente planetas en órbita, de los cuales TRAPPIST 1b es el más cercano, a tan solo 0,011 Unidades Astronómicas, es decir, apenas poco más de un millón de kilómetros de distancia.

Cómo es el misterioso exoplaneta TRAPPIST 1b

Un planeta tan cercano a una estrella tan pequeña, como es de suponer, tiene un periodo orbital muy bajo, apenas un día y medio, es decir, eso es lo que dura un año, con sus estaciones y todo. Sin embargo, es más parecido a la Tierra de lo que creemos, pues su masa relativa a nuestro mundo es de 0,85 m y su radio de 1,09 r.
Por estar alrededor de una estrella enana ultrafría, estas distancias pueden permitir incluso el hecho de que tenga agua en estado líquido en su superficie. Este tipo de exoplanetas dispone de atmósferas muy densas, más que las de la Tierra, lo que lo protege de la radiación estelar, aunque puede haber perdido líquido elemento en algún periodo prehabitable. De hecho, podría haber perdido hasta 4 océanos, aunque esto es pura especulación.
Se creen que los siete planetas del sistema TRAPPIST 1 tienen núcleos rocosos, con atmósferas gruesas, al menos, los más cercanos a la estrella. Así pues, tendrían suelo firme y, quién sabe, tal vez incluso podrían ser habitables y estar compuestos por grandes masas de agua, hasta un 5%, lo que es mucho si consideramos que el líquido elemento supone el 0,02% del total de la masa terrestre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario