lunes, 9 de julio de 2018

TrES 2b, el exoplaneta más oscuro que el carbón


TrES 2b, el exoplaneta más oscuro que el carbón
Una de las cosas más intrigantes que hemos descubierto desde que comenzamos a observar planetas extrasolares es la cantidad de mundos diversos que hemos localizado. Algunos son como la Tierra o más grandes, otros un poco más pequeños. Los hay de dimensiones que empequeñecen a Júpiter, y otros muy parecidos a Neptuno. Y luego está TrES 2b, el exoplaneta más oscuro que el carbón.

Descubierto hace unos años, este mundo singular se ubica a unos 750 años luz de la Tierra y orbita la estrella conocida como GSC 03549-02811. Pero, ¿por qué este extraño mundo es tan oscuro? Vamos a intentar encontrar respuestas.

Cómo es el exoplaneta TrES 2b

El planeta extrasolar TrES 2b es una especie de mundo gaseoso de un tamaño parecido al de Júpiter. Sin embargo, este apenas refleja el 1% de la luz que recibe de su estrella anfitriona. Es decir, que, si viésemos una pintura acrílica totalmente negra, todavía sería más reflectante que este planeta.
No obstante, este mundo no es totalmente negro. Su temperatura es tal elevada, que logra emitir un resplandor rojizo realmente tenue, como si fuese una especie de brasa a punto de apagarse.
En la atmósfera se han localizado ciertos elementos químicos, como el sodio vaporizado, el óxido de titanio o el potasio. Todos ellos son capaces de absorber luz, pero no tienen la potestad de explicar la oscuridad del exoplaneta por sí mismos.
Además, TrES 2b orbita a muy poca distancia de su estrella. Están tan cerca uno del otro, que se han anclado por marea. Así pues, al acercarse a la cara que siempre se ofrece hacia su sol, la temperatura sería realmente infernal.
Es más, localizar este oscurecido mundo extrasolar no ha sido sencillo. El poco brillo que emite jamás varía, algo nunca visto hasta ahora. Tuvieron que estudiar hasta 50 órbitas para detectar un cambio apenas perceptible. Y son precisamente esas mínimas fluctuaciones las que demuestran que este mundo sea tan oscuro.
Sea como fuere, TrES 2b es uno de los más excitantes y sorprendentes exoplanetas que conocemos. A apenas 5 millones de kilómetros de su estrella, prácticamente están pegados (Mercurio orbita a unos 55 millones del Sol y la Tierra alcanza una media de 150 millones).
Este mundo, dada su proximidad a su estrella, no posee nubes de amoniaco, por lo que logra el efecto contrario que Júpiter, que sí las tiene. Así pues, mientras nuestro gigante refleja un tercio de la luz que recibe, TrES 2b apenas lo hace con un 1%. Increíble, ¿verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario